sábado, 17 de noviembre de 2018
Facebook - ekos negocios      Follow Revista Ekos on Twitter      Corporación Ekos on LinkedIn      Corporación Ekos on LinkedIn   Corporación Ekos on LinkedIn
 
Nos Visitó: Gustavo Wray
 
Nos Visitó: Gustavo Wray
-
 
26-oct-18  Redacción Ekos   @revistaEkos
 
Gerente General Agripac
 
Por: Sofía Chávez Tamayo _ Foto: Francisco Jarrín
Agripac tejió en la geografía nacional la red agropecuaria más grande del país. Su nombre le pertenece al ingeniero Colin Armstrong, visionario británico que empezó en 1972 a introducir en Ecuador productos agrícolas inexistentes. El negocio arrancó con herbicidas e insecticidas para luego ampliar las líneas de negocios a fertilizantes, semillas, entre otros. Hoy Agripac es la marca paraguas de un grupo que se dedica a crear soluciones dentro de nueve divisiones (acuacultura, agrícola, banano, consumo, fertilizantes, químicos industriales, salud animal, semillas y terminal de fertilizantes). Su impacto en la economía es notable y su fuerza en acciones sostenibles es innegable. Así lo relata Gustavo Wray, Gerente General de Agripac, quien llegó a Ekos para charlar con Ricardo Dueñas, Presidente de Grupo Ekos.



Puertas adentro, la organización se rige por una máxima: ofertar servicios completos. "Por ejemplo -cuenta el alto ejecutivo- ofertamos para un agricultor que produce maíz en la costa: semilla de maíz híbrida, los insumos requeridos, productos químicos y fertilizantes. Además le damos asesoría técnica". El caso se replica en cada línea del negocio: “a un productor de banano le vendemos desde la 'plantita' creada con tecnología israelita hasta los insumos y los fungicidas especializados que requieren”. A ello se suma un servicio 360 grados que se completa con la aerofumigación.

Por ello no extraña que la estrategia de Agripac sea el crecimiento sostenido. "En esa línea, mi aporte es generar eficiencia y rentabilidad", precisa Wray. El ejecutivo guayaquileño desglosa el ADN de esta empresa que en su ejercicio fiscal 2017 (datos de nuestro Rk Empresarial) tuvo ingresos por USD 277,53 millones lo que le permite estar entre las 50 empresas más grandes del país.

Hace aproximadamente 15 años Agripac también entró en el mundo de los alimentos balanceados; uno de gran aporte para la empresa es el de camarón, “sector que ha experimentado un boom y que en los últimos cinco años recibe ofertas de productos de todas las multinacionales. Competimos contra ellas”, indica. Sin embargo, triunfar en un escenario competitivo nace de una mentalidad triunfadora, por ello, “Agripac se autodefine como una compañía ecuatoriana que se maneja  con la mentalidad de una multinacional”.

El alto ejecutivo, quien arrancó su experiencia laboral en Bic y luego completó su formación académica (previamente se graduó como Ingeniero Mecánico en la Espol. Guayaquil) en Inglaterra con una maestría en operaciones y logística en la University of Nottingham, supo que la faceta industrial era un tema de enorme interés.

Luego de su arribo a Ecuador y un periodo de seis años en Unilever, conoció a  Colin Armstrong, Presidente de Agripac. “Él tenía una estrategia en mente: aperturar almacenes propios. Para ello requería alguien que conozca de logística, así logré contribuir a la estrategia de crecimiento de la empresa”, relata. Sus primeras acciones fueron cruciales: transformar bodegas -de carga manual a racks, fomentar el uso de monta cargas y reducir costos-. Su conocimiento profundo de la operación lo ha llevado a su posición actual como Gerente General.

Un grupo industrial en continuo crecimiento

Agripac tiene varias plantas en el país, la más grande se llama Balanfarina y está ubicada en Durán. Ahí se producen los alimentos balanceados. A ella le acompañan otros seis espacios (Revise Infografía) desde los cuales Agripac trabaja por cumplir con una meta macro: superar los USD 300 millones en ventas anuales. “Como referencia, cuando ingresé a la compañía hace casi 13 años, la compañía facturaba algo más de USD 80 millones; entre tres y cuatro años adicionales llegamos a los USD 100 millones y luego de 5 años más, facturamos sobre los USD 200 millones”, relata. La organización espera que en 6 años superen los USD 300 millones y se coloque dentro de las 25 mayores empresas del Ecuador.

La palabra clave es liderazgo

El alto ejecutivo es reflexivo con su forma de actuar como Gerente General. “Mi fortaleza, la organización, efectivamente viene por mi formación de ingeniero y también por mi ascendencia inglesa”, nos cuenta. También reconoce que ha aprendido que la planificación no es enemiga de la flexibilidad: “en realidad muchas veces las cosas no son blanco y negro, sino  grises”. También conoce de la necesaria inteligencia emocional para tratar con las personas. Está orgulloso de lo logrado: “Agripac tiene buen ambiente de trabajo, es una compañía en la que se respeta a los colaboradores”. 




 
Artículo perteneciente a: Revista Ekos - Oct 2018
 
 
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-15    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-14    RESUMEN Y COMPARTIR
 
 
Busque empresas por razón social, marca, ruc, actividad o productos
 
 
 
 
Ekos Especial Innovación