lunes, 17 de diciembre de 2018
Facebook - ekos negocios      Follow Revista Ekos on Twitter      Corporación Ekos on LinkedIn      Corporación Ekos on LinkedIn   Corporación Ekos on LinkedIn
 
Transformación cultural crea los entornos corporativos del futuro
 
Transformación cultural crea los entornos corporativos del futuro
-
 
12-oct-18  Redacción Ekos   @revistaEkos
 
Crear entornos inspiradores produce empleados ‘felices’. Los avances tecnológicos, las políticas de flexibilidad y, sobre todo, una renovación en el diseño de espacios –destinados a ser más colaborativos, funcionales y sociales– han dado lugar a un segundo renacimiento de ecosistemas corporativos que potencian la creatividad, la innovación y la excelencia.
 
Por Esther Molina
ESPACIOS DE TRABAJO

>> La innovación en el diseño de los espacios de trabajo está ligada a la generación de ideas (a todos los niveles) dentro de una organización y nunca limitada a un único departamento, reduciendo la resistencia al cambio, en entornos que estimulen la relación de confianza entre los empleados. Con un paradigma laboral en constante cambio, las compañías han detectado la necesidad de aportar políticas de conciliación y bienestar a los mismos, alrededor del planeta. Esta cultura empresarial, basada en el miedo al fracaso, unida a la falta de libertad interna y una burocracia excesiva, requiere una actualización que impulse a los entornos corporativos a adaptarse a las necesidades del trabajador actual, atrayendo, pero, sobre todo, reteniendo el talento, descubriendo a las nuevas generaciones otras formas de desarrollar sus profesiones.

Según los últimos estudios, la inestabilidad a la que está sometido el mercado del trabajo en nuestros días supone que el 59% de los trabajadores en nuestro país sufra algún tipo de estrés en el desarrollo de su actividad, una de las principales conclusiones desprendidas del estudio Percepción y Hábitos de la Población Española en torno al Estrés, publicado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS). Un concepto integrado en el día a día del tejido empresarial, que tiene con-secuencias: el 32% de la población laboral padece daños musculares traducidos en migrañas, cervicalgias y dolores de espalda a los que se une el peor, el factor anímico. Se calcula que, en 2020, la salud emocional se convertirá en el primer motivo de baja laboral. “Si queremos consumidores felices, antes debemos preocuparnos por tener empleados felices. La compañía que comprende esto, junto con el hecho de que las nuevas tecnologías deben estar a nuestro servicio para humanizar los entornos de trabajo, tienen mejor proyección de futuro”. Son palabras de Raquel Roca, consultora de Transformación Digital, docente y speaker, autora de Knowmads, los Trabajadores del Futuro.

En este punto, entra en juego un concepto innovador: la arquitectura emocional. Una psicología corporativa que entiende que el espacio de trabajo influye directamente en el comportamiento y las emociones de las personas que desarrollan cualquier actividad. “La cultura de una organización engloba todas las normas (no necesariamente escritas) que facilitan las relaciones entre las personas de la propia empresa y que no afectan exclusivamente a la parte interna de la misma, sino que moldean el tipo de relaciones de las que ésta dispone con el mundo exterior”, explica Silvia Rivela, cofundadora de DOWE, empresa que diseña espacios corporativos innovadores.


“Antes de la transformación digital, hay que definir la transformación cultural”, defiende Sandra Brenes, cofundadora de DOWE, y añade: “La realidad es que la mayoría de las empresas, hasta el momento, se conformaban con realizar un cambio superficial, sin involucrar a los verdaderos pilares de la organización. Sin embargo, se han dado cuenta de que esto supone un gasto enorme que no aporta beneficios rea-les a la empresa”.

El knowmad, un profesional adaptado al S.XXI, como define Raquel Roca, “está en estado de beta, alerta y actualización constante. Nunca deja de aprender y trata a los demás como desea que le traten a él mismo, pues practica la equidad, la colaboración y la redarquía”. Las personas con mentalidad knowmad son proactivas y promueven su propia creatividad para alcanzar la innovación dentro de las compañías. La incorporación de la innovación al ADN de la empresa, la tecnología como medio impulsor y el cliente como objetivo fundamental de la estrategia, invitan a los directivos españoles a no ser ajenos al cambio que puede situarles a la cabeza de sus competidores. Lo que incluye las oficinas.

La oficina tradicional, entendida como un espacio con despachos cerrados, pare-des opacas y mobiliario inmóvil ha cambiado. “La tendencia a nuevos modelos organizativos, el cambio de relaciones laborales, las metodologías ágiles y el auge de la figura del freelance requieren de lugares de trabajo abiertos, que conecten y atraigan talento”, así lo afirma Antonio González, CEO de Impact Hub Madrid, que señala la carencia de una arquitectura centrada al 100% en el usuario, en las personas, para responder a un profesional cada vez más preocupado del propósito y la sostenibilidad de sus acciones.

Philippe Jiménez, country manager de Spaces, cree que España es un país vanguardista que apuesta por el trabajo flexible, donde existe gran demanda de este tipo de espacios de trabajo: “Los millennials tienen claro que no quieren trabajar en un habitáculo cerrado entre cuatro paredes. Buscan nuevas formas que les permitan interactuar con otros profesionales, en distintos horarios”. En este sentido, la revolución del coworking ha llegado ya al mercado de las oficinas y está creciendo a un ritmo importante, atrayendo atención e inversión de las empresas más tradicionales de real estate, de gestión de oficinas y business centers.

Otro actor principal en el ecosistema es WeWork. En palabras de Audrey Barbier Litvak, general manager de WeWork en Europa del Sur: “Lo que ha cambiado de forma radical es el empleado. Cada vez más empresas buscan acercar estos entornos a sus trabajadores, pero su falta de recursos, tiempo o conocimiento, hace que recurran a espacios de coworking”.

Reducir lo artificial y recuperar el contacto con lo natural en los espacios de trabajo reduce el estrés, favorece la satisfacción y aumenta la productividad de los profesionales. “Material y mobiliario reciclado y orgánico como el esparto, la madera o el vidrio, ¡y muchas plantas!”, cuenta González. Acercar elementos de la naturaleza a zonas urbanas y apostar por el cuidado del entorno mediante el aprovechamiento de las materias primas, se convierte en otro must de empresas Bcorp, como Impact Hub: “Desde la elección de energías limpias para abastecer los espacios, los proveedores de café de comercio justo, ecológico y local, hasta el servicio de retirada de materiales para su reciclaje en todas nuestras plantas”.

FIN DE LA DICTADURA DEL METRO CUADRADO

Según un estudio reciente realizado por Spaces, a nueve de cada diez españoles les gustaría trabajar en un espacio completamente equipado, moderno, en interacción con otros profesionales y tendencias, porque para el 48,4% de los encuestados, supone un impulso hacia la creatividad. Los españoles, en general, desearían un espacio de trabajo más estimulante, el 27% de los encuestados cree que el entorno de trabajo en el que desempeña su labor limita su capacidad creativa.

Zonas diferenciadas, versátiles, que se adapten a las dinámicas de los trabajadores, como mesas altas, en círculo, tableros ligeros para formar grupos de trabajo, zonas amplias para formaciones, lugares abiertos y comunes para tomar un café y charlar, espacios para llamadas privadas y/o salas de gran tamaño para videoconferencias y presentaciones.

En palabras de Silvia Rivela, cofundadora de DOWE: “El gran reto y la mayor oportunidad está en las pymes o empresas de tamaño medio, con modelos de negocio estables, que cuentan con los recursos necesarios y no tienen un head count muy grande”, porque según Rivela, la posibilidad de realizar un cambio completo es más sencilla y la resistencia al mismo, por parte de los equipos, va a ser menor: “Hemos trabajado con empresas de este tipo dentro del sector farmaceútico e I+D, y las que más lo demandan son las TIC, por su necesidad de atraer y retener talento, pero existen oportunidades en otros muchos sectores”, añade.

Tanto en España como en el extranjero, los principales aliados y las grandes precursoras de este tipo de cambio son las startup, concretamente aquellas que han nacido con una cultura, visión y valores muy fuertes, que cuentan con personas que llevan la agilidad y la innovación en su AND y donde se premia “probar y equivocarse, pero rápido” para volver a empezar, si es necesario. DOWE pone el foco en algunas empresas made in Spain, ejemplo de su apuesta por la arquitectura emocional patria: “Organizaciones como Deliveroo, Citibox, Nostoc Biotech o Spotahome. Todos tienen patrones comunes, equipos multidisciplinares, internacionales, de hasta 27 nacionalidades, con una media de edad muy joven, muchas veces menor de 30 años, una cultura corporativa que promueve la flexibilidad, el trabajo colaborativo, donde los líderes escuchan y las personas que quieren encuentran la oportunidad de desarrollarse profesionalmente”, explica Rivela.

Así se innova en la creación de los espacios de trabajo del futuro, porque innovar no deja de ser responder a una realidad global, digital, hiperconectada y en constante cambio, que dé lugar a entornos singulares, flexibles, diversos y cambiantes. Impact Hub defiende que las empresas, a través de su actividad, deben tener un papel activo como agente de transformación social y planifica su estrategia hacia la contribución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): el conjunto de objetivos globales acordados para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad a nivel global en el año 2030. “Nuestros espacios invitan a la reflexión en torno a uno de los ODS a partir de mensajes que transmitimos desde nuestras paredes, procedimientos y la propia programación de contenidos de nuestra comunidad, con quien también se ha contado para el diseño y transformación de los propios espacios a partir de dinámicas de cocreación”, explica Antonio González, CEO de Impact Hub Madrid.

La innovación nace de las personas. Litvak cree que el principal atractivo para los trabajadores independientes es, sin embargo, ser menos independientes: “Es el sentido de pertenencia a un movimiento mayor lo que les hace decidirse por un determinado espacio de trabajo. Es decir, buscan lo que todos los humanos necesitan, comunidad y solidaridad”. Pero, ¿dónde queda la tecnología en este diseño que clama un nuevo back to basics?. “Es una herramienta para el análisis del data, que rompe las barreras y nos acerca al consumidor. Ludwig Mies van der Rohe anunciaba hace años que menos es más”, apunta WeWork, que se define como “un basic con una vuelta de tuerca”.


LA OFICINA TRADICIONAL, ENTENDIDA COMO UN ESPACIO CON DESPACHOS CERRADOS, PAREDES OPACAS Y MOBILIARIO INMÓVIL HA CAMBIADO. “LA TENDENCIA A NUEVOS MODELOS ORGANIZATIVOS, EL CAMBIO DE RELACIONES LABORALES, LAS METODOLOGÍAS ÁGILES Y EL AUGE DE LA FIGURA DEL ‘FREELANCE’ REQUIEREN DE LUGARES DE TRABAJO ABIERTOS, QUE CONECTEN Y ATRAIGAN TALENTO”, COMENTA ANTONIO GONZÁLEZ


Zona común perteneciente a
Spaces Atocha.


Aunque los espacios de trabajo compartido suelen estar muy relacionados con startup y pymes, cada vez son más las grandes empresas que ven en las oficinas compartidas un posible vivero de talento. Supone un punto de encuentro entre profesionales y emprendedores en continuo proceso de reciclaje, intercambio de conocimientos, disponibilidad de recursos etc. “A diferencia de lo que sucede en entornos empresariales más tradicionales, en un espacio compartido el ambiente laboral es totalmente inclusivo con altas dosis de compañerismo, atracción de intereses comunes y desarrollo de la innovación”, opina Impact Hub. Al otro lado se sitúan los trabajadores autónomos o nómadas digitales que buscan en los espacios de trabajo fomentar su contacto con el mundo laboral. Formar parte de una comunidad les permite, además de intercambiar conocimientos y aumentar redes de contactos con otros, inspirarse y encontrar colaboradores con quienes afrontar proyectos de mayor envergadura. Spaces reúne a profesionales y empresas líderes en sectores fintech, salud, blockchain, marketing, educación o movilidad, entre otros, y los anhelos de sus usuarios coinciden con la red anterior: “Buscan recursos, talento, inspiración y una red de contactos que impulse su negocio”.

EL FUTURO DE LOS ESPACIOS DE TRABAJO

Los expertos coinciden en señalar que las barreras entre la vida profesional y los momentos de ocio serán mucho más difusos. Spaces apuesta por “espacios completamente abiertos, flexibles y colaborativos, en los que los profesionales irán a trabajar sintiéndose como en casa. Donde antes se trabajaba para poder vivir, ahora el ámbito laboral se vive como un reto profesional de autorrealización y motivación personal”.

Sistemas modernos de videoconferencia con proyectores para mantener reuniones a distancia, pantallas para realizar presentaciones corporativas, conexión a internet de calidad y conectores o enchufes para cargar las baterías de sus wearables o dispositivos electrónicos, para asegurar la permanente conectividad del entorno. WeWork también se decanta por diluir las barreras y perseguir la auténtica globalidad: “Las empresas deben poder disponer de espacios de trabajo en todos los países donde tenemos presencia sin tener que atarse a un puesto fijo o a una ubicación”, como defiende DOWE: “Espacios de comunidad que conecten en tiempo real sedes de diferentes países, de forma que sus trabajadores puedan interactuar y generar una comunidad más fuerte, incluso, cuando no habitan un mismo espacio”. También visualizan la creación de espacios para disminuir el estrés de los trabajadores, como cápsulas de relajación a través del movimiento, de la expresión corporal o de la sobre-estimulación sensorial y física. Para Impact Hub, los espacios de trabajo del futuro son modulares, cálidos, cómodos, que ofrecen diferentes ambientes y se centran completamente en las personas: “Espacios que incitan a sus usuarios a moverse y cambiar de sitio para fomentar la innovación, encontrarse y debatir sobre nuevas ideas y formas de trabajar”.

También serán espacios más sostenibles que empleen energías renovables, fomenten y faciliten el reciclaje y la reutilización de materiales, permanentemente conectados con la naturaleza. Las empresas que decidan favorecer la innovación no lo harán de forma puntual, sino de manera constante como respuesta a la propia naturaleza del invididuo, porque al fin y al cabo, las compañías no son más que un reflejo de las personas que las componen. La supervivencia y la capacidad de adaptación es una de las cualidades más representativas de los seres humanos, en constante transformación, quienes necesitan ver resueltas necesidades emergentes que conviertan a los espacios de trabajo en una auténtica experiencia inspiracional.

TRABAJO IMPACT HUB, LA RED INTERNACIONAL DE ESPACIOS DE TRABAJO CON SELLO SOSTENIBLE B CORPORATION

“Creemos que cualquier profesional puede ser agente de cambio”, Antonio González, CEO de Impact Hub Madrid.

Impact Hub Madrid es una red internacional de espacios de coworking, con una comunidad de profesionales y organizaciones orientados a la innovación, el impacto y el emprendimiento, que cuenta con más de 8.000 m2. Desde 2018, Impact Hub Madrid es una compañía certificada como B Corporation, sello que adquieren las empresas sostenibles. En España cuenta con una comunidad de alrededor de 700 personas, que a nivel global llega a más de 16.000 profesionales freelances, fundaciones y empresas líderes en sectores como fintech, salud, blockchain, educación o movilidad. En nuestro país, existen Impact Hubs en Madrid, San Sebastián, Vigo y Málaga, mientras están surgiendo más proyectos en otras ciudades como Zaragoza y Barcelona, que podrían unirse en el medio plazo.

¿Valor Diferencial?
El propósito. Su interés en acelerar la transformación social y el impacto en los barrios en los que están presentes.

WEWORK, UNA COMUNIDAD INTERCONECTADA DE EMPRESAS Y EMPRENDEDORES CON VISIÓN MUNDIAL

“Somos tenaces, auténticos, emprendedores, agradecidos, inspirados y entendemos la importancia de avanzar juntos”, Audrey Barbier Litvak, General Manager de WeWork en Europa del Sur.

WeWork es una comunidad internacional que busca aportar valor y significado al día a día de sus empleados, con una fórmula que abarca espacios flexibles, para los que no son necesarias grandes inversiones, y enriquecer las conexiones entre el propio equipo y terceros, lo que impacta directamente en la forma de pensar y afrontar los conflictos que puedan surgir a diario. En la actualidad aúnan más de 2.000 miembros entre sus dos primeras ubicaciones en Madrid, y calculan que a finales de 2018 la comunidad habrá duplicado su tamaño, por lo que anuncian próxima apertura en la ciudad de Barcelona.

¿Valor Diferencial?
La empatía que les hace entender que los negocios son entidades vivas, fluctuantes, que se expanden y se arriesgan, con el foco en ayudar a su comunidad a prosperar fuera de España.

SPACES, UNA OFERTA INTERNACIONAL DE ENTORNOS COLABORATIVOS QUE PROMUEVE COMUNIDADES DINÁMICAS

“La oportunidad de pertenecer a una comunidad emprendedora en la que los profesionales puedan desarrollar sus negocios creando sinergias”, Philippe Jiménez, Country Manager de Spaces Madrid.

Spaces es una compañía parte del Grupo IWG nacida en Ámsterdam en 2006 con el objetivo de reinventar los espacios de trabajo, ofreciendo a los profesionales un entorno inspirador, con espíritu emprendedor que permite aumentar la productividad de los negocios. En Spaces ofrecen, no solo un espacio de oficina, sino la oportunidad de pertenecer a una comunidad emprendedora. Spaces muestra una cultura basada en la creación de una comunidad de profesionales que puede conectarse entre sí y construir sinergias, lo que les permitirá ser más productivos. El grupo IWG cuenta con más de 500.000 clientes a nivel global entre todas las marcas que lo componen y Spaces tiene presencia en nuestro país en las ciudades de Barcelona y Madrid, buscando la posibilidad de establecer más centros a nivel nacional.

¿Valor Diferencial?
Lugares imaginativos y acogedores en los que los profesionales se sienten como en casa, donde los profesionales pueden combinar sus horas de trabajo con momentos de relax, sin dejar de ser productivos.



Más Información:


Las personas más poderosas del mundo

 
Artículo perteneciente a: Revista Ekos - Oct 2018
 
 
  2018-12-14    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-12-14    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-12-13    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-12-05    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-12-05    RESUMEN Y COMPARTIR
 
 
Busque empresas por razón social, marca, ruc, actividad o productos