domingo, 23 de septiembre de 2018
Facebook - ekos negocios      Follow Revista Ekos on Twitter      Corporación Ekos on LinkedIn      Corporación Ekos on LinkedIn   Corporación Ekos on LinkedIn
 
Saadin Solah, Gerente General de Tventas
 
Saadin Solah, Gerente General de Tventas
Saadin Solah con Ricardo Dueñas
 
27-jun-12  Redacción Ekos   @revistaEkos
 
“Me interesa construir a la compañía de tal manera que mediante su misión, sus principios y fundamentos fuertes y bien distribuidos logre no depender de nadie para el éxito futuro”
 
La entrevista exclusiva nos relata el difícil camino de un Analista de Sistemas para lograr su sueño de hacer televisión.
Mirar a un emprendedor es como observar a un hom­bre retornar a su época de ni­ño; es una persona inquieta, ávi­da por aprender algo nuevo, de conocer el entorno, de estrechar nuevas relaciones y a la vez entu­siasmado por describir cómo hizo sus sueños realidad.

Un claro ejemplo de ello es Saadin Solah, Gerente General de Tventas, quien se define a sí mismo como un CEO con alma de hippie y artista; una persona apasionada a la hora de alcanzar y superar su objetivo, pero que a la vez reconoce la necesidad de un freno que le brinde equilibrio a su vida, que en su caso se en­carna en su hermana y mano de­recha, Samia Solah.

Le invitamos a recorrer la vida y éxito de Saadin Solah en una nueva y distendida charla junto a Ricardo Dueñas, Presidente Eje­cutivo de Corporación Ekos.

Suerte = preparación + oportunidad
No muchos se imaginan conver­tirse en un CEO a los 26 años, peor aún hace tres décadas, cuando el fenómeno Zuckerberg era todavía una utopía. Sin em­bargo, un ecuatoriano, graduado en Sistemas y con experiencia li­mitada en negocios, pero con una enorme dosis de energía, asumió el reto y construyó lo que ahora conocemos como Tventas, la em­presa de comercio por televisión más exitosa de Sudamérica.

El inicio de la compañía, extraña­mente data de la política y de la rebeldía de un joven que soñaba con hacer televisión. La oportuni­dad se presentó cuando Sun Pro­ducciones, compañía estadouni­dense que posteriormente pasaría a dirigir la campaña de Sixto Du­rán Ballén en 1987, le propuso el cargo de editor de TV, volviendo realidad un sueño de la infancia.

Con gran emoción Solah socia­lizó a su padre la propuesta sin imaginarse la inconformidad que iba a generar al notar que su hi­jo graduado en Sistemas abando­naría su carrera por hacer TV. La negativa de su padre no hizo más que darle fuerzas para enfentar el reto. Así al poco tiempo se en­contraba ya inmerso en la cam­paña presidencial de 1988.

Su paso por la política y por Sun Producciones fue fugaz. Al termi­nar el periodo electoral renunció -le desagradó el trasfondo de ese mundo-, pero aprendió mucho del modo en que los estadouni­denses lo manejaban. “Ellos son los que me enseñaron a vender”, afirma el ejecutivo.

Desempleado y con una hija de tres años, Solah conoció la suer­te, definida por él como la unión entre la preparación y la oportu­nidad. “En aquella época contaba con una experiencia muy fuerte en desarrollo de sistemas, estu­ve relacionado con la logística y acumulé algo de experiencia en televisión. Fue ahí donde conocí a mi socio, el Presidente de Cor­poración Favorita, quien me mos­tró la versión estadounidense de Tventas y me propuso replicarla a la realidad nacional”, comenta.

En ese momento su aptitud de emprendedor se encendió y le llevó a dirigir un programa único en Sudamérica. Esta era una ven­taja y desventaja a la vez, ya que no existía ningún modelo regio­nal exitoso que sirva de guía, lo que forzó a Solah a explotar su creatividad para armar un mode­lo de negocios único.

“Tuvimos mucha suerte, la suerte del emprendedor”, cuenta Solah, quien con nostalgia rememora la accidentada grabación del primer programa que incluyó cassettes desgastados que distorsionaron la imagen, un locutor de última hora que le dio vida al ‘precio bomba’ y un éxito sin preceden­tes en llamadas y ventas que ini­ciaron su camino al éxito.

“Es interesante cómo funciona el destino, el locutor original me abandonó pero en su reemplazo conseguí a alguien (Edison Var­gas) que ahora es indispensable para Tventas”, reflexiona Solah.

La ecuación perfecta para llegar el éxito
Mientras mentalizaba el modelo de negocios que tendría Tventas en Ecuador, Solah notó las pe­culiaridades del país. En aquella época, afirma el alto ejecutivo, no existía entrega a domicilio. Si alguien salía fuera de Qui­to y Guayaquil debía pagar dos y tres veces más por el mismo bien, mientras que la garantía era prácticamente nula fuera de los polos de desarrollo.

Tras analizar este particular, So­lah se propuso crear una compa­ñía que revolucionaría el merca­do mediante la democratización del comercio, es decir, llegar con igualdad de precios, garantía y calidad a todos los rincones del país. Una tarea titánica, sobre to­do por los costos de traslado, pe­ro que a la postre fue determi­nante para ganar la lealtad del cliente, atributo que hace de es­ta empresa la líder indiscutible de su segmento.

Sin embargo, el éxito de Tventas no se limita a ofrecer productos por televisión, si fuera tan senci­llo muchos ya lo hubiesen copia­do. Su conquista se sustenta en un modelo irreplicable.

El ejecutivo lo atribuye a una ecuación perfecta que englo­ba buen precio, buen producto, buena garantía, buena comuni­cación y, sobre todo, excelente logística. Este último es un or­gullo para el timonel de Tventas, quien explicó que la logística im­plementada le permite -cada se­mana- cambiar íntegramente los productos de 40 locales a nivel nacional, así como llegar a tiem­po en las ventas al detalle. Lo que dio confianza a sus provee­dores locales e internacionales.

No todo es color de rosa
Todo emprendedor debe tener claro que en el mundo de los ne­gocios no todo es éxito, están también los momentos duros. En el caso de Tventas estos momen­tos se los vivió cuando tuvo su mayor auge. “Un grave problema del emprendedor es lograr su ob­jetivo con mucha facilidad, eso te puede desubicar y llevar por ca­minos incorrectos”, recalca Solah quien asegura que ese proceso lo vivió entre 1997 y 1999, cuando por exceso de confianza invirtió en un local muy grande que fue un fracaso y asumió deudas en dólares que en la crisis se volvie­ron muy complejas.

Por supuesto, la crisis siempre trae enseñanzas, en el caso de Tventas fue notar que no vendía productos, sino eran sueños y so­luciones. Con esta filosofía supe­raron la adversidad y actualmen­te no solo es líder nacional sino que tiene serios propósitos por explorar el mercado exterior.

‘Uniendo a un país que ahorra’
Durante el proceso de creación de la empresa, Saadin Solah no solo detectó problemas en el co­mercio, sino que también obser­vó la división existente entre las regiones Costa y Sierra.

Es así que se propuso utilizar su programa para integrar a estas regiones con diferentes mensajes enfocados en rescatar el orgu­llo de ser ecuatoriano. Así Tven­tas hizo de su modelo de nego­cio una tarea de Responsabilidad Social que le ha servido para pre­sentarse como un líder apasio­nado, humano y orgullosamente ecuatoriano. Atributos que ena­moran a sus colaboradores y ha­cen de su compañía un lugar de trabajo especial.
 
 
      
 
Saadin Solah con Ricardo Dueñas
Tventas
Saadin Solah recibiendo premio Ekos
 
Artículo perteneciente a: Revista Ekos - Jul 2012
 
 
  2018-09-21    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-09-21    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-09-21    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-09-21    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-09-20    RESUMEN Y COMPARTIR
 
 
Busque empresas por razón social, marca, ruc, actividad o productos
 
 
 
 
Revista Ekos ago 2018