viernes, 24 de febrero de 2017
Facebook - ekos negocios      Follow Revista Ekos on Twitter      Corporación Ekos on LinkedIn      Corporación Ekos on LinkedIn   Corporación Ekos on LinkedIn
 
Nos visitó: Nicolás Espinosa, Presidente Corporativo de Automotores y Anexos (Ayasa)
 
Nos visitó: Nicolás Espinosa, Presidente Corporativo de Automotores y Anexos (Ayasa)
-
 
25-oct-16  Redacción Ekos   @revistaEkos
Con una postura versátil ante la cámara, la sonrisa de Nicolás Espinosa se entrevé en el lente y en menos de lo que dura un chasqueo de dedos, la seriedad sobresale en su rostro.
 
Y bueno, tampoco es casualidad. La expresividad se transforma en el instante en que el fotógrafo pronuncia la palabra “negocios” como una forma de persuadirlo. Y en este vaivén, el Presidente Corporativo de Automotores y Anexos (Ayasa) nos da un abrebocas de su historia, un relato vertiginoso por su altísima experiencia en diferentes industrias y por su inquietante ambición de hacer las cosas bien.

El quiteño que ingresó a Ayasa hace más de tres décadas (1984) confiesa las decisiones económicas y políticas que marcaron los hitos en la compañía (y que de hecho, están plasmados en la memoria corporativa por los 50 años de la empresa) y la han consolidado a lo largo de los años, desde su fundación en 1963 cuando Gonzalo Cordero Crespo, actual Presidente vitalicio, consiguió la representación de Nissan Motor Company para Ecuador.

Oficialmente, Espinosa asume la Gerencia General de Ayasa en 1992 hasta 2010 cuando se le encarga la Presidencia Ejecutiva; cuatro años más tarde, es decir, desde 2014 ocupa la Presidencia Corporativa. En su trayectoria, Espinosa ha demostrado su optimismo, pero sobre todo, la verdadera predisposición estratégica de hacer las cosas diferentes. Y en negocios, esto podría ser un sinónimo de inversión. Graduado de la Escuela Politécnica del Ecuador en Ingeniería Química e Industrial, está consciente que Ecuador puede surgir rápidamente a través de la atracción de nuevos capitales. Y bueno, la historia lo ha demostrado.

Después de salir de la universidad fue contratado por José Peñafiel para trabajar en el CENDES y conformar el grupo técnico dedicado al desarrollo industrial, es decir, el responsable de hacer el análisis, estudio y promoción del sector. A los 27 años y con un cargo de Director, Espinosa recuerda que a través de un proyecto, liderado por la ONU, se capacitó a diferentes industriales que querían ingresar en un proceso de inversión. Fue allí, donde conoció al gurú del management Peter Druker, el austriaco conocido por instaurar los procesos de gestión empresarial hasta la actualidad. Las enseñanzas en esta institución y el conocimiento en su cargo, facilitaron para que fuese nombrado Presidente de la Asociación de Empleados del Centro Industrial del Ecuador.

Su paso por CENDES fue largo, pero no permanente. El camino se abrió para Espinosa, quien supo elegir y, sobre todo, asumir desafíos continuos. Decidió, junto a algunos socios, abrir TEINCO, una empresa técnica, de ingeniería y construcción, dedicada a realizar estudio de factibilidad. La consultoría se veía prometedora, pero a la vez compleja. Sin embargo, admite que no se puede quejar aunque sus socios fueron desertando con el tiempo; uno de ellos, Federico Ponce, abandonó la empresa para dedicarse a la poesía. Asumió solo el reto y dedicó sus esfuerzos a construir viviendas económicas. A pesar de que la compañía como tal no duró en el tiempo, fue a través de ella que Espinosa asumió en 1978 la Gerencia de Casas Quito, en donde lideró la construcción urbanística en serie de la empresa. Y en medio de esta responsabilidad fundó otra organización: Espinosa Pachano, para desempeñarse en obras independientes.

Nicolás Espinosa se autodefine como una persona inquieta. Y no podría ser más precisa su cualidad cuando hacemos un minúsculo repaso por su curriculum vitae: Director de la Cámara de Comercio, Perito Evaluador del Banco de la Producción, Director del Banco Amazonas, Director del Banco Bolivariano, Consultor, Asesor, Fundador… Multifacético y, sin duda alguna, estratégico. En su entrada a Ayasa como Director vivió una de las décadas más difíciles para las empresas, ya que en 1983 el Gobierno prohibió las importaciones. En vez de cambiar la marcha y retroceder, Automotores y Anexos inició el proyecto de ensamblaje de las camionetas Datsun 1200; se comercializaron más de 10.000 unidades.

Cuando Espinosa, asume en 1992 la Gerencia General, la compañía accede a una reestructuración que duró cuatro años y que consistió en desfamiliarizar la empresa. En febrero de 2000 y con el rezago de una crisis, Ayasa firma un acuerdo para representar oficialmente a Renault en el país. Estos y otros ejemplos, evidencian que los tiempos turbulentos requieren decisiones enérgicas. Lo que comenzó como una organización en un garaje, hoy – 53 años después - cuenta con 22 puntos en el país y con una visión a futuro liderada por la personalidad inquieta de Espinosa, quien prefiere sonreír ligeramente antes de contarnos sus próximos proyectos. Estamos seguros que tiene que ver con sus objetivos planteados sobre calidad y rentabilidad. ¡Esperemos el anuncio oficial!


[Ver infografía]

 
Artículo perteneciente a: Revista Ekos - Oct 2016
 
 
  2017-02-24    RESUMEN Y COMPARTIR
  2017-02-23    RESUMEN Y COMPARTIR
  2017-02-22    RESUMEN Y COMPARTIR
  2017-02-22    RESUMEN Y COMPARTIR
  2017-02-22    RESUMEN Y COMPARTIR
 
 
Busque empresas por razón social, marca, ruc, actividad o productos