lunes, 21 de mayo de 2018
Facebook - ekos negocios      Follow Revista Ekos on Twitter      Corporación Ekos on LinkedIn      Corporación Ekos on LinkedIn   Corporación Ekos on LinkedIn
 
7 reglas para impulsar tu imagen profesional y tu carrera
 
7 reglas para impulsar tu imagen profesional y tu carrera
-
 
18-abr-18  Redacción Ekos   @revistaEkos
 
Más del 70% de tu tiempo a diario lo inviertes en el trabajo. Todos tienen una imagen de ti y lo que hagas o dejes de hacer para potenciar tu imagen genera consecuencias en tu carrera profesional. Te damos 7 reglas para impulsar tu imagen y tu carrera.
 

Tu mente crea tu grandeza, pero si tu exterior (imagen y comportamiento) refleja un desempeño bajo, entonces no hay congruencia y tu impacto profesional decae.


Todos tienen una imagen de ti. Tu jefe, tus compañeros de trabajo, tus clientes y hasta los proveedores. El que no seas consciente que es así es un tema aparte. Si estás pensando que hablar de imagen es un tema banal te invito a que pienses en ella más allá de la ropa y la concibas como una herramienta de comunicación.


Respóndete ¿qué imagen has construido de ti? ¿Qué reputación tienes en tu empresa y en el mercado? De eso se trata, por eso es mucho más profundo que la ropa que usas.


Tienes que aprender que nadie más que tú va a vender tu imagen. Suena fuerte pero es una realidad. Todos vendemos a diario (aunque no de manera consciente) nuestro talento, habilidades y competencias.


Con la llegada del Branding Personal (cómo promover tu marca personal) “eres lo que los demás dicen que eres, no lo que dices tú.” Este nuevo enfoque cambia por completo las reglas del juego. Por ello es importante asumir la total responsabilidad de tu éxito, lo que hagas o dejes de hacer genera consecuencias en tu carrera profesional.


Te compartimos 7 reglas para impulsar tu imagen profesional y tu carrera.


Pregúntate en dónde deseas estar en 1 año y haz un plan

¿Quieres ascender? Empieza a pensar, actuar y vestir como lo harías si ya estuvieras en ese nivel. Aventajarás a todos los que piensan que se enfocarán en ello cuando les aseguren que los promoverán (y que sabemos no sucede así).


¿Sabías que sólo el 3% de las personas tiene metas por escrito? Es lógico que sólo unos cuantos lleguen a cumplir una meta de este tipo por la sencilla razón que es más fácil no hacer planes para el futuro, por el temor a no lograrlo y porque implica un compromiso.


Sé realista y acepta la imagen que proyectas actualmente

Tu imagen hoy es resultado de lo que has hecho y comunicado años anteriores. Es lo que has construido. Es lo que eres a los ojos de los demás. Si pidieras a los demás te definieran en una sola palabra, ¿cuál sería y por qué? Esa es tu imagen actual. Recuerda todos tienen una opinión de ti y ello crea una imagen mental.


Mientras más personas opinen positivamente de ti, tu imagen impulsará tu carrera.

Aceptar lo que proyecta tu imagen hoy es reconocer el punto de partida para empezar a diseñar una estrategia.


Actualiza tu corte de cabello y manténlo en buen estado

Tu cara te da personalidad y por ello tu corte de cabello es sumamente importante. En los negocios está comprobado que los hombres con un cabello corto proyectan más profesionalismo que aquellos que dejan su cabello largo.


En las mujeres un cabello arreglado proyecta mucho más poder y liderazgo que uno que luce descuidado o mal peinado.


Actualiza tu corte de cabello y elígelo en función de la imagen que deseas proyectar para alcanzar tus metas profesionales. Aunque hay cortes de moda, pregúntate “¿este corte de cabello me ayudará a proyectar la imagen que deseo?” Una vez que lo logres, es tu responsabilidad mantenerlo en perfectas condiciones. Si vuelves al descuido y la zona de confort tu imagen perderá impacto.


Mejora tu forma de vestir (en congruencia con tu objetivo)

Debes vestirte para el trabajo que deseas, no el que tienes. Es a veces difícil de creer, pero la mayoría de la gente no ve a la ropa como una inversión en ellos mismos, en su futuro profesional. Lo ven como un gasto, y puede ser el caso si tu crecimiento profesional no te importa; si estás más interesado en cómo vestir en tu vida personal que en tu trabajo.


Más del 70% de tu tiempo a diario lo inviertes en el trabajo ¿y crees que sólo importa la ropa en eventos personales?


Sé más sociable y mejora tu lenguaje corporal

¿Sólo les hablas a tus compañeros de departamento o tu área? Cuidado, estás perdiendo impacto y notoriedad. Si únicamente te conocen aquellos que comparten cubículo contigo necesitas más interacción social, ya que muchos puestos clave en la empresa ni siquiera saben que existes.


¿Cómo mejorarás tu sociabilidad con tu lenguaje corporal? Saluda a diario manteniendo contacto visual. Cuando te presenten con otros sonríe. Da un saludo de mano firme (seguro). No comas solo, intégrate. Si eres de los que odia conversar, ¿quién querrá saber de ti? Recuerda el nombre de las personas y las harás sentir importantes. El poder de interrelacionarte con los demás es tan fuerte porque el ser humano es sociable por naturaleza y necesitamos el apoyo de otros para crecer. Así que comienza a incrementar tu inteligencia social.


Empieza a hablar en público

Si piensas que este consejo sólo se aplica si das un discurso (y que eso no es para ti). Te equivocas. Hablar en público tiene varias facetas. La más básica es poder decir lo que piensas al hablar de un tema coloquial en una reunión para comer, una junta ejecutiva, etc. Es común que muchos prefieran callar porque creen que sus ideas no son importantes. Quien no habla, los demás no saben que existe. Expresa tus ideas y dilas de una manera interesante, aporta.


Cuida los 3 intangibles de oro

¿Sabías que actualmente los intangibles son más poderosos? Si cuidas estos 3 aspectos tu imagen crecerá:

  1. Puntualidad. Llegar tarde comunica (sin palabras) falta de respeto. Sé puntual al acudir a reuniones (dentro de la empresa y con clientes). Te generará un incremento de tu imagen profesional muy poderoso. El tiempo es el recurso más valioso.

  2. Actitud positiva. Se trata de tus reacciones y acciones. La actitud es personal, tú decides si trabajas con mala o buena actitud. Las recomendaciones de tu trabajo tienen mucho que ver con este punto. Evita quejarte sin razón. Si la hay hazlo con madurez no con berrinches.

  3. Compromiso. Toda empresa valora tu compromiso hacia ella. Tú aceptaste trabajar en ella. ¿Quieres crecer? Comprométete más, a un nivel más visible, aquel en donde pocos asumirían un rol en donde serán vistos. Súmate a una iniciativa, reto, aporta a la solución de algún problema y comprométete.


Recuerda que tú eres el promotor número uno de tu imagen profesional. Si quieres crecer debes contar con una estrategia y ser constante al cumplirla. Muchos lo desean pero pocos se comprometen.


Fuente: Alto Nivel


 
 
 
  2018-05-21    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-05-18    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-05-18    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-05-18    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-05-18    RESUMEN Y COMPARTIR
 
 
Busque empresas por razón social, marca, ruc, actividad o productos