viernes, 16 de noviembre de 2018
Facebook - ekos negocios      Follow Revista Ekos on Twitter      Corporación Ekos on LinkedIn      Corporación Ekos on LinkedIn   Corporación Ekos on LinkedIn
 
Evolución y situación de la Educación Superior
 
Evolución y situación de la Educación Superior
-
 
03-ene-18  Redacción Ekos   @revistaEkos
 
En el Ecuador la Educación Superior ha tenido una importante evolución en los últimos años.
 
Más Información:

Educación y Empresas ¿Alineadas?
Educación superior y empleo adecuado
El objetivo: mayor acceso, calidad y oferta
El posgrado que buscan las empresas
Round Table Educación Superior
Financiamiento: factor clave para desarrollar el talento humano

A nivel de recursos públicos destinados al segmento, el presupuesto pasó de 0,8% del PIB en 2016 a 2,4% en 2014. En 2017 este indicador se ubicó en 2%. Junto con los cambios en la normativa, también se dieron otros en la estructura de los centros de educación superior y su alumnado.

Las cifras que se presentan en materia de educación superior permiten concluir que ha existido una importante evolución en varios indicadores. Al año 2016 se estima que el número de matriculados en Universidades y Escuelas Politécnicas fue de 311.668. Un aspecto que define la situación del Ecuador es el hecho de que son más mujeres que hombres quienes están matriculados. Es así como al año 2016, el 52,5% de las personas matriculadas corresponde a mujeres. En los últimos cinco años esta ha sido la tendencia y ha crecido de manera constante. No obstante, la brecha entre ambos sexos se ha reducido, dado que en el periodo 2012 – 2016 el crecimiento de hombres matriculados fue de 14,5%, en tanto que el de mujeres fue solamente de 0,9%.

La mayor demanda de formación se concentra en Administración de Empresas y Derecho (33,4%).

En lo que a preferencias por estudios se refiere, la mayor demanda de formación se concentra en Administración de empresas y Derecho (33,4%), siendo en este caso la preferencia de las mujeres mayor (36,5% frente a 30% de los hombres en 2016). El segundo rubro es Ingeniería, Industria y Construcción con 14,4% en 2016. En este caso la preferencia de los hombres es mayor (22,8% frente a las mujeres con 6,7%). Las mujeres también siguen con mayor peso carreras de Salud y Bienestar (18% frente al 9,8% de los hombres).

En relación a 2012, la rama de mayor decrecimiento en número de matriculados es la de educación que pasó de 15,8% a 6,2% en 2016, dada la menor preferencia especialmente de las mujeres. En este ámbito, las carreras también presentan divergencias en las preferencias en función del sexo de quienes la siguen. Uno de los problemas en este caso es la concentración en carreras tradicionales que no responden completamente a las necesidades del mercado. De igual forma, tampoco se concentran en aquellas alternativas de mayor proyección como Ciencias Naturales o Ciencias Básicas.

Si nos enfocamos en titulación, desde 2012 se dio un incremento en el número de las personas tituladas. Esto refleja, por un lado, un mayor acceso a la educación superior, pero también es el hecho de que el título universitario (sobre todo  el de posgrado) es un factor diferenciador al momento de definir los ingresos que una persona percibe. De hecho, de 2012 a 2016 el crecimiento en este indicador fue de 103,57%.

No obstante, la variación entre 2016 y 2015 es solamente de 0,8%. Esto implica que ya no se pudo crecer en la misma medida ni el nivel de oferta educativa ni la demanda. Por otro lado, en este rubro también se mantiene la disparidad por sexo. Es así que el 58,2% de los 135.611 titulados en 2016 son mujeres. No se puede esgrimir una sola razón para este dato, pero si se lo compara con el nivel de titulación en relación a la matrícula se destaca el mejor rendimiento académico de las mujeres.

Con el fin de establecer un valor referencial de graduados, se analizó la proporción de personas tituladas en relación al total de matriculadas. Para esto se tomó en cuenta las personas que se matricularon en 2012 y las que se titularon en 2016 (cuatro años de estudio y uno para la tesis o disertación de grado). Si bien no es exacto el resultado, el dato permite tener una referencia de la situación. De manera general se refleja una tasa de 22,8% en la relación que existe entre ambos indicadores. Una vez más se presenta una diferencia, ya que de los resultados entre hombres y mujeres existe una diferencia de más de 5 puntos porcentuales (20,1%, hombres y 25,3%, mujeres).

En lo que a carreras se refiere, también se presentan diferencias en la titulación dadas por el nivel de exigencia, costos o por la necesidad de una fuerte vocación. Es así como las carreras con mayor nivel de titulación son las relacionadas con la Educación, Servicios, Administración de Empresas y Derecho. Por su parte, las de menores porcentajes son las agropecuarias, ingenierías y ciencias naturales.

En esta línea, se destaca en qué medida se forman cada vez a más mujeres que hombres, ya que hay más mujeres matriculadas y su porcentaje de titulación es mayor. Podemos llegar a una conclusión: hay más mujeres con formación en educación superior que hombres, pero esto no se refleja en el mercado laboral. De esta manera, se vio que al mes de septiembre de 2017, el 47,6% de los hombres tuvo una ocupación adecuada mientras que el porcentaje de las mujeres fue de 30,7% (16,9% de diferencia). De igual forma, las mujeres todavía no acceden a los principales puestos directivos de las empresas a pesar de estos resultados.

Si bien no es un factor determinante, la educación superior tiene cada vez un mayor peso para las personas con una ocupación adecuada. Es así como en 2009, el 32,5% de este segmento tenía un título universitario y el 35,3% lo tuvo para septiembre de 2017. Por ahora la tendencia hace que el porcentaje más alto lo tengan quienes completaron el bachillerato con 33,8%, en tanto que en 2009 aquellos con educación básica tenían el mayor peso con 38,1%. No cabe duda que con el tiempo, los requerimientos de formación son cada vez mayores para ser parte del mercado laboral.  Esto se analiza más adelante en detalle.

Las cifras demuestran que la mujer accede mayoritamente a un título universitario, pero aún no llega a puestos directivos en las empresas.

Finalmente, otro indicador importante es el de los títulos extranjeros registrados en el país. Esta cifra tuvo una tendencia creciente hasta el año 2015, pasando de 7.474 títulos en 2012 a 24.026 en 2015. En 2016 este valor se redujo a 15.972. En este caso, los hombres tenían en 2012 una mayor participación (59,4%) pero para 2016 esta tendencia se revirtió siguiendo la misma que se ha presentado en estas páginas, de tal forma que las mujeres representan el 59,3% del total en ese año.



Uno de los principales desafíos que tienen las entidades de Educación Superior en el país es el reconocimiento. A nivel internacional, las universidades ecuatorianas no mantienen una buena posición en los Rankings. En el QS World University Rankings  2018 de las 1000 mejores universidades del mundo, por ejemplo, solamente dos ecuatorianas están presentes. Es así como la Universidad San Francisco de Quito ocupa entre las posiciones 701-750 y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador se encuentra entre las 801-1000. En este ranking Chile ubica a 11 universidades, Colombia a 10 y Perú a tres.

La empresa y la academia no están alineadas. Juntas deben responder a los desafíos del futuro de la sociedad y a los nuevos retos de una economía más exigente.

Estas cifras permiten ilustrar la situación general de la Educación Superior en el país y los temas que requieren que se dé una mayor alineación con las empresas privadas. El trabajo en este sector debe ser conjunto, es innegable que las propuestas de formación deben responder a los desafíos del futuro y de las empresas. Si no existe una alineación completa entre Academia y Empresa, no es posible generar un mayor nivel de producción y productividad en el sector privado y menos aún un desarrollo sotenido a nivel nacional.

No obstante, hay otros elementos que inciden como los que se analizan más adelante, principalmente aquellos temas abordados en la Round Table.
 
Artículo perteneciente a: Revista Ekos - Ene 2018
 
 
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-15    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-14    RESUMEN Y COMPARTIR
 
 
Busque empresas por razón social, marca, ruc, actividad o productos
 
 
 
 
Ekos Especial Innovación