lunes, 19 de noviembre de 2018
Facebook - ekos negocios      Follow Revista Ekos on Twitter      Corporación Ekos on LinkedIn      Corporación Ekos on LinkedIn   Corporación Ekos on LinkedIn
 
Radiografía al empleo en la economía ecuatoriana
 
Radiografía al empleo en la economía ecuatoriana
-
 
04-jun-18  Redacción Ekos   @revistaEkos
 
El empleo es una variable de vital importancia para la sociedad, de su remuneración provienen los recursos para el consumo y ahorro de los hogares en el tiempo.
 
Texto: Econ Víctor Zabala Andrade,
Gerente Unidad de Investigación Económica y Mercado de Grupo Ekos.
El empleo es una variable de vital importancia para la sociedad, de su remuneración provienen los recursos para el consumo y ahorro de los hogares en el tiempo. La producción es una función de la fuerza de trabajo, capital y tecnología. Para que una economía produzca y crezca se deben usar de forma efectiva estos tres factores, de hecho, cuando se analiza por si sola la variable del empleo de la fuerza de trabajo, hay que distinguir entre el uso del trabajo en tiempo e intensidad (es decir el número de horas y número de trabajadores que se destinan a la actividad productiva), y el capital humano, que tiene que ver en cómo esa fuerza de trabajo utiliza la tecnología que tiene disponible.

Esto es importante recalcar, pues existe el mito de que la tecnología reemplaza al empleo en la economía, cuando lo que verdaderamente ocurre es que la tecnología cambia la forma del empleo; es decir se emplea recursos con diferente capital humano, así si bien es cierto que una cabina automática en un peaje reemplaza el empleo del recaudador, pero genera empleo para los ingenieros desarrolladores de la máquina, por tanto, en términos globales el empleo con la tecnología se moviliza en el tiempo de un sector a otro con diferente capital humano.

El salario es la remuneración que se otorga al trabajador por el uso de su capital humano y de su fuerza de trabajo; el salario depende de la productividad del trabajador y la productividad depende del capital humano, de la tecnología disponible y del eficiente uso del tiempo que se destina para el trabajo. Sin embargo, el salario también actúa como un precio de mercado; la fuerza de trabajo es un factor susceptible de escasez en el tiempo. De esta forma, cuando una economía crece, aumenta la intensidad del uso del trabajo y, por tanto, se genera mayor escasez y los salarios tienden a aumentar. Cuando una economía entra en recesión, la inversión de capital y producción baja y se emplean menos trabajadores para la producción, aumentando la cantidad de trabajadores en el mercado y presionando los salarios hacia abajo.

Para mejorar las condiciones de empleo, es necesario una mayor inversión privada, pero también un correcto uso de la tecnología y una mejora en el desarrollo del capital humano en una sociedad.

Se entiende como desempleo a aquella porción de la sociedad que se encuentra en edad y capacidad de trabajar, que busca trabajo y no lo consigue. El desempleo voluntario no se considera desempleo, mientras que las actividades que ayudan a generar ingresos pero no forman parte de un empleo formal se considera como empleo inadecuado. 

La economía ecuatoriana, atravesó un período de alto crecimiento económico, caracterizada por una fuerte inversión pública, que ayudó a disminuir de forma significativa las condiciones de desempleo, entre 2007 y 2017. La economía creció en promedio  el 3,3%, sin embargo a partir del año 2015, empieza a desacelerarse y si bien el desempleo no varía de forma significativa, si se observa una disminución del empleo adecuado y un incremento del empleo inadecuado, lo que genera una brecha que ha ido creciendo hasta la fecha, lo que implica un deterioro en las condiciones laborales de la población.
 
Para marzo de 2018, La población económicamente activa (PEA) fue de 8,2 millones (48% de la población total del Ecuador). De esta población, 3,36 millones (41,1%) mantienen un trabajo pleno (es decir un trabajo de 8 horas laborables al día y con un salario igual o superior al básico), mientras que tan solo 360 mil personas (4,4% de la PEA) afirma buscar trabajo y no encontrarlo, lo que implica que el empleo inadecuado alcanza 54,5% de la PEA. Así si bien en número de personas el empleo pleno aumenta, en proporción de la PEA el empleo adecuado es menor al reportado en diciembre de 2017 y está al nivel del reportado en 2016 que es precisamente el año en el cual la recesión se manifestó de forma más severa.

Las condiciones de empleo muestran un deterioro que no es consistente con el crecimiento experimentado por la economía en 2017 y las previsiones de crecimiento en 2018; este fenómeno tiene que ver con las expectativas formuladas por las empresas en relación a la sostenibilidad del crecimiento en el tiempo.

El desempleo urbano (5,7%) es mayor al desempleo rural (1,9%), esto debido a que en el sector rural las personas consiguen formas precarias de trabajo a través de la agricultura, de esta forma los niveles de empleo adecuado en las ciudades (50,15%), son mayores a los del sector rural (23,1%).

Cuando se analizan los resultados a nivel de ciudad se observa como Cuenca (61,4%) y Quito (60,2%) son las ciudades de mayor empleo pleno en relación a su PEA, pero al mismo tiempo Quito es la ciudad de mayor desempleo (7,1%) de las 5 ciudades medidas por el INEC.

Guayaquil por su parte es la ciudad de menor desempleo (4,7%), pero también la que reporta mayor nivel de empleo inadecuado (44%).

Del análisis del desempleo por grupo de edad, los jóvenes de entre 18 y 24 años son los que reportan menor nivel de empleo adecuado (27,3%) y mayor tasa de desempleo (11,2%), mientras que el segmento de personas mayores a 55 años reporta bajos niveles de empleo adecuado (30,5%), pero también la tasa de desempleo más baja por segmento etario (1,5%)

En Ecuador los sectores económicos que generan la mayor empleabilidad son agricultura (28,3%), comercio (18%), manufactura (11.7%) y construcción (6,8%), lo que va de la mano con la realidad de la estructura productiva de la economía ecuatoriana. De hecho, cuando se analiza los empleos generados por el sector público y el sector privado, se observa que del total del empleo generado en la economía, el 92% es generado por el sector privado y el 8% por el sector público.

Pese a que el indicador global de desempleo del 4,4% luce bajo, la realidad del empleo en el Ecuador cambia en función de la ciudad, del sector de actividad económica y del rango de edad de la población que la conforma. Es por este motivo que en ciertos segmentos de la población la percepción de desempleo es mayor.

En la medida que la economía siga manteniendo bajos niveles de inversión privada y siga con los desequilibrios en el sector externo, fiscal y en los niveles de precios, la economía tendrá esta brecha entre empleo adecuado e inadecuado, afectando los niveles de ingreso y estabilidad financiera en la población.



Más Información:


Deflación para el consumidor Inflación para el productor
Rusia 2018: El mundial de los millones
Conozca la nueva versión híbrida de Revista Ekos
Caso de éxito: Toms Una creencia profunda guía a un negocio hacia el éxito
De CEO a CEO: Antonio Da Silva, Roche
Innovación: El legado de Don Galo Villamar
Marketing - Audi: el reflejo del lujo a la vanguardia
El Malbec, un embajador de Argentina
¿Por qué el día del Malbec se celebra el 17 de abril?

 
Artículo perteneciente a: Revista Ekos - Jun 2018
 
 
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-16    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-15    RESUMEN Y COMPARTIR
  2018-11-14    RESUMEN Y COMPARTIR
 
 
Busque empresas por razón social, marca, ruc, actividad o productos
 
 
 
 
Ekos Especial Innovación